2015: El año del cambio

2015: El año del cambio

Objetivo

En todas las actividades concurre una motivación; racional o instintiva. En la confección de esta bitácora participan ambas; racional, porque con ella pretendo contribuir en el desarrollo de un modelo socioeconómico que esté a la altura de lo que creemos somos: instintiva, porque ante la reacción con la que de forma inconsciente repulsamos una situación dañosa, el que estamos padeciendo, sin que tenga que ser justificado, justifica nuestra opugnación. Espero que a través de los artículos que en esta bitácora pretendo adjuntar nos sea dable alcanzar tanto aquel objetivo, como hacer que lo que soportamos en nuestro inconsciente sea lo suficientemente fuerte como para que su incidencia nos lleva a actuar de forma consciente.

...con la misma piedra (III)

...con la misma piedraPostado por degregorio lun, septiembre 07, 2015 17:22:43
------------ 2015: El año del cambio--------------------------------

.... con la misma piedra (III)

No logro entender cuales son las razones por las cuales el ser humano tiende a tropezar un y mil veces…

En las relaciones que con respecto a este TTIP mantiene Europa y EE.UU. hay algo que nos muestra la buena voluntad que en el mismo concurre por parte norteamericana. Me refiero a los papeles hechos públicos por Edward Snowden. Aquéllos que nos desvelaron que el subrepticio Gran Hermano - personificado por la Agencia de Seguridad Americana -, demostraban el espionaje que esta agencia le hizo a decenas de millones de ciudadanos, entre ellos los líderes políticos europeos aliados de Washington. Un acaecimiento que nos lleva a pensar que no son los Estados (como concreción de la Voluntad General de sus habitantes) los que determinan lo que han de ser sus políticas; sino que por el contrario éstas son diseñadas e impuestas a través de los Estados, por las subjetividades con las que los cabildeos entre las multinacionales y los encaramados al poder gubernamental diseñan los pasos que deben seguir los Gobiernos. Lo cual nos obliga a tener que ponderar sobre qué prerrogativas tienen éstos para, en aras a su representatividad como garantes de los derechos de la ciudadanía, exigir a los que en la resolución de sus propios beneficios se encuentran por encima de ellos.

En función de lo expuesto y en mi busca de encontrar una figura que pudiera expresar mejor que mil palabras lo que habría de ser la firma de un tratado entre Europa y América que como el TTIP, a todas luces sería una debacle, voy a hacer uso de lo que he utilizado como una columna:
Como podéis ve, en ella figura (como una abreviación singularizada), unos EU que sin que hayamos pretendido situarlos ahí, se encuentran en su cúspide; como pilastra, una basa y un puntal que, como fundamento y como soporte, tanto para los europeos como para los norteamericanos habrá de ser (como algo que pudiendo solo conocerse una vez ocurrido ha de ser leído desde un después hacia un antes) deletreado como PA-RO.

Si es cierto que por su volumen y por su tecnología son las grandes empresas las que están llamadas a cubrir la mayor parte de la oferta y la demanda que se hayan de producir en los mercados, no es menos cierto que en función de esta tecnología se estará utilizando una plusvalía relativa mucho más marginal que la que es utilizada en una producción y una distribución menos sofisticada. Con lo cual será preciso utilizar una menor cuantía de mano de obra. Y esto por razones que, adicionales a la que ha sido mencionada son a cual igualmente importantes. La primera, la que se deriva del hecho de que el incremento del capital de las empresas (con independencia de que una parte de este acrecentamiento se haya utilizado en una acumulación no productiva), no es determinante en lo que se refiere a la demanda de mano de obra que éste supuestamente tendría que requerir. Según expone Ricardo en el capítulo 31 “On Machinery” de su “ Principles of Political Economy and Taxation, al aumentar el capital, la demanda de trabajo se desarrolla en sentido decreciente”. Páginas 282 y siguientes. La segunda, la malhadada circunstancia de que como consecuencia de esa no correspondencia entre el incremento del capital y el que supuestamente habría de corresponderla a un aumento de la demanda de mano de obra, en la conformación de grandes empresas se produce un incremento del ejercito de desocupados que acostumbra a ser utilizado en los condicionamientos que el capitalista ejerce sobre las fuerzas del trabajo. Hecho que entre otros podemos observar al constatar la soterrada prolongación de una jornada laboral que a la vista de lo que está ocurriendo con los contratos a tiempo parcial nos está llevando a que los obreros trabajen jornadas completas y los empleadores cotices por dedicaciones restringidas. La tercera es la que se refiere al incremento de la productividad y lo que ésta representa tanto en el desempleo como en el de los salarios; un incremento de la productividad que va en detrimento de lo que hubiera de ser la contratación laboral.

En lo que se refiere al primero de estos temas podemos observar que mientras que en los últimos años la producción de acero en EE.UU pasó de 72 millones de toneladas a 105 millones, el número de empleados descendió de 289.000 a 74.000. En lo que se refiere al segundo, es decir, a los salarios, advertimos que en el mejor de los casos (si observamos el deterioro ocasionado por el IPC), las jornadas laborales y los sueldo han permanecido constantes. En cuanto al tercero, al haber concurrido una mayor productividad y una no incrementada capacidad adquisitiva (como ha quedado demostrado al conocer que en los últimos doce años en las economías más desarrolladas, la productividad ha sido más de dos veces superior al de los salarios), lo que el trabajador marginalmente haya producido no puede consumirlo. Con lo cual (teniendo en cuenta que el porcentaje de consumo que el sector laboral es muy superior al que con respecto a los beneficios obtenido efectúa el sector empresarial), necesariamente se han de producir unos rebalses de la producción que indefectiblemente nos han de llevar de crisis en crisis. Y por último, en quinto lugar (como queda demostrado observando que entre la tasa de desempleo y el crecimiento de la economía, existe una correlación que conocemos como ley de Okun, una correlación en función de la cual, para mantener los niveles de empleo se necesita que el PIB crezca cada año entre un 2,6% y un 3%), la variable derivada de un incremento de la productividad que según esta ley estaría asegurando el mantenimiento del empleo, de no concurrir una situación en la que, en función de factores externos estarían condicionando el proceso de producción y de distribución que es connatural con el normal desenvolvimiento del capitalismo, la capacidad adquisitiva de los trabajadores no sería dable mejorarla a tenor de lo que hubiera sido el incremento de este porcentaje.

En función de que (con independencia de gran parte de lo expuesto),al aumentar el capital, la demanda de trabajo se desarrolla en sentido decreciente” ¿es racional tratar que compatibilicemos esta realidad con lo que nos están vendiendo como una creación de puestos de trabajo estos usuarios del toco-mocho? ¿No es esta la razón por la que ocultando sus manejos pretenden éstos sean estatutariamente formalizados como un consumado y unilateral refrendo? Ya van más de un millón de firmas impugnado este “Tratado” ¿Qué más será preciso hacer para que los delincuentes que lo han amasado den con sus gordos traseros en la cárcel? ¿Hasta cuando van a estar condicionando los cabildeos de los conseguidores el bienestar y la seguridad del 99 por ciento de nuestra población? ¿Hasta cuando vamos a permitir que estos impresentables que están malgobernándonos se sigan plegando a las requisitorias que a través de estos correveidiles insertos en las funciones del Poder planteen las multinacionales? Si como es cierto, una tecnología que produciendo más y más barato habrá de convertir en obsoletas a empresas con una mayor cantidad de mano de obra relativa, ¿no será necesario que los efectos de esta tecnología sean gravados, no sólo para que las que emplean a más personas puedan sobrevivir, sino además, para que les sea dable subsistir aquéllos que como consecuencia de la técnica y la concentración de las riquezas se encuentren sin trabajo? ¿Estaríamos poniendo en peligro la competitividad de las empresas? ¿Y que es lo que le estaría ocurriendo a la competitividad que todo ser humano debe de defender para seguir siendo considerado como tal? ¿Tendremos que seguir tropezándonos una vez más con la (naturaleza de la) misma piedra con la que nos topamos con nuestra integración en la Unión Europea?



  • Comentarios(0)//degregorio.unaeconomiasocial.es/#post25

...con la misma piedra (II)

...con la misma piedraPostado por degregorio lun, septiembre 07, 2015 17:17:51
-------------- 2015: El año del cambio-----------------------------

… con la misma piedra (II)

No logro entender cuales son las razones por las cuales el ser humano tiende a tropezar un y mil veces…

El siguiente texto lo he entresacado de un artículo de Lucía Villa:

“En la madrugada del 2 al 3 de diciembre de 1984, un escape de gas en la fábrica de pesticidas de Union Carbide en la región de Bhopal, en India, provocó uno de los más graves desastres humanitarios y medioambientales de la historia. 24 toneladas de isocianato de metilo (MIC), un compuesto altamente tóxico y mortal, arrasaron todo resquicio de vida y recursos que quedaba en varios kilómetros a la redonda. Se calcula que entre 22.000 y 25.000 personas murieron a consecuencia de la fuga química y que más de 57.000 se vieron expuestas a niveles nocivos de este compuesto, que causó malformaciones y secuelas que en algunos casos han pasado de generación en generación. 30 años después, la empresa estadounidense propietaria de aquella fábrica, Union Carbide Corporation, ha eludido responder ante la justicia india mientras miles de personas siguen bebiendo el agua contaminada o padeciendo “enfermedades ginecológicas” e “infertilidad” Warren Anderson, director de Union Carbide en aquellos años, viajó a India días después de la catástrofe y fue arrestado, pero al ser puesto en libertad hasta que se celebrara el juicio huyó de India adonde nunca más regresó para enfrentar los cargos por homicidio. Aunque estaba considerado prófugo de la justicia en aquel país, murió el pasado septiembre con 92 años en una tranquila residencia de ancianos en Florida.”

Mientras tanto nos quieren vender que unos tribunales de arbitraje internacional nos van a proteger de los desafueros que en este TTIP puedan cometer las grandes empresas trasnacionales. Tanto europeas como norteamericanas.

En Europa también hay luchadores de sumo, pero lo que se avecina es que a los enanos sólo podremos encontrarlos en los cuentos.

Una vez establecidas las normas, ¿no nos hemos enterado (a pesar de las frases hechas de John Kerry), que EEUU no reconoce 70 convenios de la OIT? ¿Podemos creer a Ignacio García-Bercero (con un guión intercalado, con el cual probablemente pretende resaltar cual ha de ser el guión que está representando), jefe negociador de la UE con EEUU cuando dice: “No acordaremos nada que rebaje los estándares europeos”

Supongo que a tenor del millón de parados que originó el Acuerdo NAFTA entre Méjico, Canadá y EEUU no se estará refiriendo a estos estándares. ¿Estaría involuntariamente queriendo exorcisar con la desinformación, los estándares alcanzados en Perú como consecuencia de la globalización, al denunciar este país que uno de los resultados más complejos y críticos de este tipo de liberalización ha consistido en haber acentuado las diferencias entre los incluidos y los excluidos? ¿En que en este país prácticamente se ha producido una concentración de la riqueza no conocida anteriormente? ¿El hecho de que Washington no haya reconocido los convenios anteriormente mencionados no nos está mostrando que a tenor de los intereses de las grandes empresa, la libertad sindical, la negociación colectiva, la formación profesional y entre otras, la seguridad en el trabajo son totalmente incompatibles con los objetivos que tan celosamente se están persiguiendo con el TTIP? ¿No conocemos que en el NAFTA, EEUU sólo se firmaron dos de los ocho convenios de la OIT? ¿En lo que se refiere al TTIP se comprometería a firmarlos en su totaliad? Y si llegara a hacerlo (que lo dudo) ¿al conculcarse en este “Tratado” la soberanía e independencia de los Tribunales de los países implicados, una vez firmado, qué entidad nos habrá de asegurar que no haya una revisión permanente de sus cláusulas? Porque este supuesto ha sido tácitamente aceptado por las partes. ¿Conociendo que como consecuencia de las formalidades adscritas a este Tratado será materialmente imposible impugnarlo en su totalidad ¿con qué recursos contará la ciudadanía para hacer valer sus derechos? En la entrevista que le hicieron al anteriormente mencionado García-Bercero, no nos es dable observar la transparencia que le presupone tanto a la elaboración como al ejercicio con el que supuestamente tendría que desarrollarse el TTIP.

A la pregunta; ¿Qué avances concretos se han registrado en la negociación?, contestó: “Ya hemos concluido una primera fase, en la que ambas partes han expuesto sus objetivos. Se están discutiendo más de 20 asuntos. En todos hemos avanzado. Lo más difícil es lo que tenemos aún por delante: reconciliar posiciones y llegar a un acuerdo ambicioso y equilibrado. Aún queda bastante por hacer. Se trata, por ejemplo, de revisar la duplicación innecesaria en temas reglamentarios. La octava ronda se celebrará en febrero en Bruselas, pero antes habrá una reunión [la próxima semana] para asegurar que el nivel político está implicado.”

A la formulada: ¿Habrá cambios con esta Comisión? El presidente Juncker y la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, han discrepado sobre el mecanismo de resolución de conflictos entre inversores y Estados, nos ilustró con la siguiente respuesta: “No, ambos han dicho que ningún tribunal de arbitraje puede interferir con los procesos de jurisdicción nacional. El mandato de negociación que los Estados miembros entregaron a la Comisión deja claro que la inclusión o no de este instrumento en el acuerdo solo puede decidirse en una fase más avanzada de la negociación.”

¿No están tratando de vendernos algo que nos presentan como un logro, pero que en función de su naturaleza sólo podemos concebirlo como tal a tenor de una esperanza y una fe que, como virtudes teologales, han de ser asumidas sin contestar lo que en sí mismas encierran?

Según Joaquín Estefanía este TTIP ha adquirido los rasgos que caracterizaron a Drácula; un vampiro que no podía soportar la luz del sol.



  • Comentarios(0)//degregorio.unaeconomiasocial.es/#post24

... con la misma piedra

...con la misma piedraPostado por degregorio dom, septiembre 06, 2015 14:38:35
----------------- 2015: El año del cambio --------------------------

… con la misma piedra (I)

No logro entender cuales son las razones por las cuales el ser humano tiende a tropezar un y mil veces…

Si con independencia de los problemas que nos ha ocasionado nuestras ataduras con la moneda única observamos los que se han generado como consecuencia de la existencia de una diferencias en la estructura empresarial de esta mal llamada Unión Europea en la que priman los conseguidores, no hace falta, a mi modo de entender lo que habrá de ocurrir, si como están siendo cocinados los acuerdo con EE.UU., se aliñan con vinagre de un mal vino nuestra integración en el TTIP.

La mano que defiende los derechos de las transnacionales.

Según la Organización Mundial del Comercio (OMC), lo que se persigue con la instauración del TTIP es la progresiva liberación del comercio mundial (en este caso, entre la UE. y EE.UU.). lo cual es falso de toda falsedad. Y es que el comercio, a tenor de los insignificantes aranceles que concurren entre estos dos sectores de la economía está lo suficientemente liberalizado para que sea preciso incrementarlo con las cláusulas que pudieran ser establecidas en un tratado con el que eliminar barreras. Lo que verdaderamente se pretende conseguir con este engendro es reducir a cero la voz y el voto de la ciudadanía (que como nos muestra nuestra dependencia a los mandatos que pasan y proviene de Bruselas) han entregado los que dicen están representándonos. Con independencia de la unificación de un poder militar con el que controlar los destinos del mundo, comandado y al servicio de quien se encuentre en la cúspide del mando, lo que busca racionalizar este proceso es una integración que le haga frente al avance de las economías emergentes. Lograr con la conformación de un bloque sumiso y concienciado, el supuesto peligro que pudiera amenazar al Imperio en función de la emergencia de los BRICS. Y esto no se puede conseguir con unas estructuras económicas al servicio de la sociedad. Han de estar al servicio del Poder a través de las grandes empresas. De aquéllas cuyos tentáculos están extendidos por todas las partes del mundo. Se requiere hacer entrega de nuestros derechos a estas hidras que surgen de las testas de los que deberían gobernarnos, para que el Imperio no sea puesto en peligro. Se esta tratando de eliminar las regulaciones que protegen a los trabajadores, a los consumidores, al medio ambiente y al pequeño empresario para conseguir incrementar los beneficios de las grandes empresas. ¿Porqué si no, se están guisando en los fogones reservados de estos cocineros dantescos los nuevos estándares medioambientales que habrían de regir en las políticas europeas? ¿Porqué si no, promueven que las corporaciones de la información tengan que subsistir a través de subvenciones supeditándolas al control con el que pretenden modelar el pensamiento de los ciudadanos; y en su caso vistiendo como democráticas las medidas con las que se suprimiera lo que hubiera de ser la libertad de expresión? ¿No resulta vomitivo que esta cresa que nos está vendiendo al capital - y que por tanto deberíamos colocar detrás de unas rejas -, después de restringir nuestros derechos propongan una eliminación de las regulaciones que se interpongan en el sector de los servicios financieros? ¿Sois conscientes de lo que ocurrirá de ser aprobado el Mecanismo de Resolución de Disputas entre Inversores y Estados? Pues si no lo sabíais, sabed que con este mecanismo las corporaciones estarían garantizando sus derechos a llevar a los Estados ante unos tribunales de derecho mercantil (saltándose la jurisprudencia de de los Estados), cuyos miembros se encontrarían bajo las directrices de las propias corporaciones que hubieran planteado los litigios. ¿Conocéis de la demanda interpuesta ante Argentina por uno de los buitres de la especulación como consecuencia de haber aceptado ésta las condiciones interpoladas por EE.UU. en lo que se refería al repudio de su Deuda? ¿Sabéis de la demanda que le hizo un tal Doe Run al Estado peruano por un importe de 800 millones de dólares con el argumento de que su empresa había recibido un trato injusto al exigirle el cumplimiento de las normativas medioambientales de este país?

Según expone José Anastasio Urra, de Comisión Justicia Fiscal y Financiera Global de Attac España en su artículo “Acuerdo Trasatlántico de Comercio e Inversión "El texto del TPP incluye 29 capítulos, sólo cinco de los cuales tratan del comercio. Los capítulos restantes se centran en los cambios que las empresas multinacionales no han sido capaces de aprobar en el Congreso, como las restricciones a la privacidad en Internet, el aumento de la protección de patentes, un mayor acceso a los litigios y una mayor desregulación financiera."

Como ejemplo de lo que se habría de derivar de los 24 capítulos restantes, lo que se tendrá que producir es que las multinacionales de la farmacopea, en nombre de la propiedad intelectual de sus productos estarían adquiriendo la posibilidad de ampliar la duración de sus patentes, imposibilitando a millones de personas la capacidad de acceder a medicamentos genéricos. De esto saben mucho dos secretarios de Estado de la “república” norteamericana

Esta es una muestra más de la libertad de mercado que este Tratado patrocina

Nos habla de “la entrada en la UE de los alimentos modificados genéticamente (OGM), la carne de ternera y el cerdo tratados hormonalmente con químicos nocivos para la salud humana, e incluso cancerígenos, como la Somatotropina Bovina Recombinante o el Clorhidrato de Ractopamina, o el pollo esterilizado con cloro.” Unas disposiciones que explican el por qué este Tratado se está llevando a cabo entre bambalinas.

Y mientras tanto el PSOE argumenta: “no permitiremos que se toquen los derechos de los trabajadores. A pesar de que según el economista Marco Antonio Moreno nos informa (basándose en un estudio independiente del departamento de la Universidad de Massachussets) que la implantación de esta tratado conllevará la destrucción de 600.000 puestos de trabajo.

Para seguir argumentando que en cualquier caso, la aprobación de este tratado tendría que ser aprobado Por las Cortes. Por unas Cortes que en función de la disposición tanto del PP como del PSOE a sancionarlo, lo que verdaderamente ratifica es que nos siguen tomando por idiotas.

Sabíais que las multinacionales se gastan cada año decenas de millones en “asesorar” a los indecentes que tuvieran que acceder a las demandas solicitadas por aquéllas?

¿Y qué pensáis de la fiscalidad con la que los Estados hubieran de obligar a estas multinacionales? ¿Cómo ha ocurrido con la banca, no serían demasiado grandes para imponerle una sanción que pudiera impedir sus desmanes? Como dice el mencionado Sr. Urra, “desde el nivel más ínfimo, en los ayuntamientos, hasta el nivel más elevado, en los organismos supranacionales, la clase política está vinculada estrechamente con la clase empresarial. En este contexto, el ciudadano medio está vendido de antemano ante una situación que no controla en absoluto.”

Y mientras tanto seguimos durmiendo el sueño de los que esperan que el sistema onírico en el que nos encontramos nos lleve a contemplar la vigilia de colores.



  • Comentarios(0)//degregorio.unaeconomiasocial.es/#post23